Para dejar de creer en Dios

Para dejar de creer en Dios basta con estudiar, atender y mirar a tu alrededor. Si observas de manera reflexiva los elementos que forman el cosmos, lo más probable es que dejes de creer en el constructo Dios, Yahvé, Zeus, Alá…

Y si no lo consigues a la primera, no desfallezcas y vuelve al punto de partida. Sigue estudiando, observando y razonando sin prejuicios. Al final la lógica pondrá las cosas en su sitio (a mí me costó varios intentos tras el lavado de cerebro primigenio) y te librarás del gran timo intelectual que supone la existencia de una criatura superior que creó el Big Bang, las (de momento) 4 fuerzas fundamentales, las leyes de la física, el espaciotiempo, la vida y la evolución y tantas otras cosas. Es muy probable que ese mismo ente, uno y trino, ese que permite genocidios, enfermedades, hambrunas y luego va y cura milagrosamente a los enfermos en Lourdes, con o sin intercesión de José María Escrivá, se te aparezca por última vez como una simplona trampa para las mentes humanas. Cuando lo destierres, serás libre para vivir lo que te queda de vida de la manera más plenamente humana que puedas.

PD Nunca olvides que el que postula la existencia de criaturas mitológicas es el que debe aportar las pruebas de ello, y no al revés. Estamos tan condicionados por el meme religioso que nos olvidamos de esa premisa tan básica.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: