El jurgol que todo lo puede

El fútbol es uno de los instrumentos sociales más útiles que existen, además de un excelente sustituto de los conflictos bélicos. En comparación con la religión, ha causado muchísimas menos muertes y sufrimiento. ¡Si no existiera, habría que inventarlo! (Por cierto, qué bien se cena en un restaurante vacío durante las noches con “partido del siglo).

Pero dicho esto, resulta evidente que el fútbol, administrado en dosis excesivas y en manos de un poder falto de ética y visión de futuro (como es el caso de España), se convierte en una peligrosa arma de adocenamiento y embrutecimiento. Y cuando la sociedad ve bien que nuestros “seleccionados” jurgolistas cobren 720.000 del ala por ganar otra vez el Mundial, sea o no lícito y financiado con capital privado, quiere decir que ésta ya ha puesto sus metas y aspiraciones en el orto, en el sentido argentino, más alejado del intelecto.

Aceptadlo, éste no es país para Cajales y Ochoas, sino Florentinos y Roselles.

PD ¿Tributarán lo ganado fuera de España, como ya pasó en el Mundial de Sudáfrica?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: