¡Qué escándalo! En mi partido hay corruptos

Esperanza Aguirre amaneció ayer abochornada, ante la denuncia publicada por el diario El Mundo sobre la presunta transferencia de bienes inmuebles que un constructor, imputado por financiar ilegalmente al PP, hizo a la diputada Carmen Rodríguez Flores. 800.000 euritos de nada para la parlamentaria que debería estar defendiendo los intereses de la nación española.

Sorprende la reacción de Esperancita, porque poco nada se abochornó Aguirre cuando uno de sus fieles, Ricardo Romero de Tejada, fue acusado de alteración del precio de las cosas, malversación, fraude y exacción ilegal en la subasta de derechos de edificación del Ayuntamiento de Majadahonda. Sí, es cierto, acabó “destituyéndolo” y el juez archivó la causa por no ver indicios de delito, pero Romero fue premiado por su labor con un silloncito en Caja Madrid, por el que cobró el salario mínimo de 270.000 euros al año. Nada bochornoso para el tipo que cobraba de la empresa que hacía fotocopias para varios ministerios, ¡oigan!

Tanto (¿falso?) estupor y bochorno me recuerdan a la sensacinal escena de Casablanca, en la que Renault se ve forzado a cerrar “Rick’s Cafe Americaine”. ¡Qué escandalo, qué escándalo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: