Monseñor 500 o de cómo la meretriz babilónica engaña a su rebaño

Otra prueba más de que la meretriz babilónica no es lo que dice ser. Imagino que a la inmensidad del rebaño (¡qué acertada parábola!) se la traerá al pairo, pero tal vez a alguno un poco más avezado y/o con serias dudas sobre la integridad de los hombres de negro le sirva para dar ese pequeño pasito intelectual y liberarse de la disciplina del pastor y su perro ovejero. ¡Alehop!

Monseñor 500, otro gran hombre de negro.

Monseñor 500, otro gran hombre de negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: