El humo de los dólares

Eurovegas va a traer mucha pasta, sí, pero está por ver que su reparto vaya más allá de unos pocos bolsillos y que las inversiones públicas necesarias (para llevar el metro, autovías, desplazar vertederos…) sean inferiores a los ingresos.

Pero detrás de Eurovegas hay algo más. El tufillo de sumisión bananera ante el magnate Adelson es nasuebundamente molesto. Oigo a dirigentes decir que se van a cambiar leyes y conceder beneficios fiscales que se han negado anteriormente a otras grandes empresas, solo para que la mafia del juego monte su megacasino-prostíbulo-lavadora de dinero negro en Madrid. Miren si es címico el gobierno autonómico que ahora hasta defiende el tabaco en los espacios públicos. ¿Alguien se acuerda de la pestilencia que suponía entrar en un bar o restaurante e inhalar el asqueroso humo de los cigarrillos durante la cena? Pues parece que Esperanza Aguirre y sus secuaces nos quieren devolver ese recuerdo, para mayor gloria del póker y la ruleta.

Pienso en todo lo que conlleva el proyecto y se me abren las carnes. Madrid convertida en la capital del vicio, de la ludopatía, de las mujeres y hombres que van detrás del dinero fácil. Madrid como referente mundial del azar, de lo más oscuro del turbio negocio de las tragaperras; mafia, drogas, prestamistas, tahúres y viciosos de todos los colores se podrían concentrar en nuestra ciudad, para beneficio de los pocos que van a trincar del proyecto, mientras miles de millones de euros de los fondos públicos irán destinados a suministrar las infraestructuras que exige el magnate Adelson.

¿Y por qué no un Silicon Valley? ¿Por qué no centros tecnológicos y laboratorios internacionales de primer nivel? Dónde prefieren ustedes que trabajen sus hijos, ¿en un casino o en una empresa puntera?. Y de qué quieren que trabajen, ¿de crupieres, camareras o putos/as o de programadores, investigadores y analistas?

Con el modelo Eurovegas, los beneficiados serán los propietarios de los casinos, las constructoras que marcan la política del país y algún que otro tesorero de partido, que ya se sabe aquello del 3% que denunció Maragall. En el segundo caso, el beneficio estará repartido entre un número mayor de empresas y personas, y a los grandes tiburones de la construcción les será mucho más difícil trincar del pastel.

Desengáñense, todo ese dinero que viene regalado y sin esfuerzo se desvanecerá como el humo de los cigarillos que nos quieren volver a meter en los pulmones, por un cochino puñado de dólares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: