¡Pero qué majete es Gallardón!

Gallardón bromea sobre los recortes parafraseando a Churchill: “[los recortes] no son el final de las medidas del Gobierno, ni siquiera el principio del final, pero sí el fin del principio.” Y ya de paso, nos cuela otra ocurrencia como que “hacen falta más recortes”, que la crujida que nos han metido no es suficiente para darles más pasta a los que la han malversado. La parte más simpática de todo es que esto lo dice un ministro de Justicia. Sí, sí, leen bien, JUS-TI-CIA.

Según la RAE, la justicia es “una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece”. Gallardón no cumple con la máxima, pero ni de lejos. Si hubiese justicia en este país, de la buena y verdadera como la que define la RAE, hace ya mucho tiempo que los chorizos que nos han metido en este follón estarían en el trullo, y los ministros graciosillos y sin el don de la oportunidad, como Gallardón, en el paro.

Porque Sr. Gallardón, un tipo como usted, que ha dejado un agujero de 8000 millones de euros en el Ayuntamiento de Madrid, debería medir mucho sus palabras y su sentido del humor a la hora de hacer comentarios sobre el garrote vil económico que se está aplicando a la socidad española. Hablamos de millones de parados, de cientos de miles de desahuciados, de gente que va a palmarla porque no hay pasta en la sanidad y de niños que van a salir todavía más ignorantes de las ecuelas porque usted y gente como usted soñaron con olimpiadas, carreritas de Fórmula 1, aeropuertos, enchufaron a los coleguitas de turno, jugaron a las cajitas de ahorros, subvencionaron lo que no tiene nombre y dilapidaron unos recursos valiosísimos que los ciudadanos les confiamos.

A usted, Sr. Gallardón, le dedico otras palabras de su idolatrado Churchill: “la falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes.” En su caso, yo diría aún más, ni útil ni importante, sino un bocazas inteligente y prepotente, que ansía ser presidente del gobierno y que está dispuesto a hacer lo que haga falta para lograrlo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Pues sí, así es…

  2. Gallardón: “You talkin’ to me? You talkin’ to me? You talkin’ to me? Then who the hell else are you talking… you talking to me? Well I’m the only one here. Who the fuck do you think you’re talking to? Oh yeah? OK”.

  3. Pandemonium: Yes, talkin’ to you! Talkin’ to you, you XXX son of a XXX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: